Web 3.0 & blockchain: el futuro de Internet

27/04/2022 | Santander X

Tim Berners-Lee, el padre de Internet tal y como lo conocemos, desarrolló la primera página web el 6 de agosto de 1991 con el objetivo de facilitar el intercambio de documentos entre los científicos de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN). Sin embargo, lo cierto es que ya hace más de 30 años de eso, pero la World Wide Web (WWW) no ha dejado de evolucionar hasta llegar a convertirse en el Internet que hoy conocemos. 

Sin ir más lejos, la tercera generación de Internet, la cual se ha denominado como Web 3.0 o  Internet descentralizado, está a punto de llegar. Se trata de una nueva versión de la red de redes en la que los usuarios tendrán un mayor control sobre sus datos, gracias al uso de la tecnología blockchain, y donde los usuarios gozarán de una navegación más personalizada, fiable, abierta y libre

¿Quieres saber más sobre la Web 3.0 y cómo esta misma va a cambiar nuestra forma de navegar por la red? Te lo contamos todo a continuación

¿Qué es la web 3.0?

Para entender qué es la Web 3.0 y qué novedades incorpora, primero hay que volver la vista atrás en el tiempo y conocer su evolución. 

La primera versión de la WWW, la Web 1.0, nació a principios de la década de los 90. Por entonces, las páginas web eran principalmente informativas y, por tanto, los usuarios no podían interactuar ni subir sus contenidos. Esto solo estaba reservado a los programadores y desarrolladores web

Con la expansión del uso de Internet, surgió la Web 2.0, que se ha ido actualizando hasta el día de hoy. En la actualidad, los usuarios pueden compartir información de manera fácil, interactuar y utilizar una infinita variedad de aplicaciones. Sin embargo, llegados a este punto, surgen algunos desafíos, como el control y la privacidad de los datos de los usuarios. No obstante, la Web 3.0 parece que será ya pronto una realidad y, con ella, la experiencia de los usuarios en Internet irá un paso más allá. 

En este sentido, la Web 3.0 se caracteriza por conectar distintos tipos de dispositivos y agregar el uso de tecnologías avanzadas, como la inteligencia artificial, Big Data, Internet of Things (IoT) o una mejor interpretación del lenguaje humano; algo que se ha denominado como Web semántica. Todo esto permitirá que las personas vuelvan a ser las protagonistas de la red.

Asimismo, esta nueva versión se basará en la tecnología blockchain, una base de datos distribuida que permite almacenar información de forma totalmente segura, transparente y descentralizada. Gracias a esto, los usuarios podrán recuperar la propiedad de su identidad y sus datos

web 3.0

¿Cómo funciona la Web 3.0?

La Web 3.0 permitirá a los usuarios interactuar de distintas maneras y de una forma más natural. Un claro ejemplo de esto son los asistentes de voz, como Alexa o Siri, que permiten realizar todo tipo de tareas con tan solo un comando de voz. Esto es lo que se ha denominado como aplicaciones non-browser (sin navegador).

Por otro lado, en la Web 3.0 los datos serán también los grandes protagonistas. Estos no solo serán más accesibles y tendrán un formato estandarizado, sino que se integrarán de mejor forma entre ellos. Asimismo, en toda esta nueva estructura, se prevé que el blockchain, y probablemente las criptomonedas, tendrán un papel importante. 

De hecho, gracias a esta tecnología, será posible construir un Internet descentralizado con una economía digital propia. De esta manera, los usuarios serán de nuevo los dueños de sus datos, ya que se almacenarán de una manera más fiable, y decidirán en cada momento quién puede acceder a ellos —algo que dará pasó a la web semántica. 

Por otro lado, gracias a la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, las aplicaciones de la Web 3.0 serán más inteligentes y podrán comprender mucho mejor el lenguaje y las necesidades de los usuarios, lo que permitirá una navegación más personalizada y relevante.

¿Qué aplicaciones traerá consigo la web 3.0?

Aunque la Web 3.0 aún se encuentra en pleno desarrollo, ya conocemos algunas de las aplicaciones que permitirán hacerla realidad. Estas nuevas aplicaciones irán sustituyendo a las actuales de manera paulatina y se acabarán utilizando de forma masiva. A continuación, te presentamos algunas de las más destacadas. 

Metaverso

Desde el cambio de nombre de Facebook a Meta, el metaverso no ha dejado de ganar popularidad. La realidad virtual o aumentada nos trasladará a universos 3D con una economía digital propia. Se trata de una nueva forma de entretenimiento y de oportunidades de negocio que nos sumergirá en una experiencia inmersiva y nuevas maneras de interactuar en la red. 

NFT

Los NFT (Non Fungible Token) serán los protagonistas de la economía digital de la Web. La idea de vender y comprar artículos digitales únicos e inmutables se llevará un paso más allá y se convertirá en algo habitual, por lo que se integrará de una manera más natural con el metaverso o los videojuegos.

Criptomonedas

Los tokens y las criptomonedas tomarán también un papel muy relevante en la Web 3.0. Si en la Web 1.0 los protagonistas fueron los enlaces y en la Web 2.0 los likes, en la Web 3.0 lo serán los tokens. Las criptomonedas serán el medio de pago más común y la manera en la que los creadores de contenido podrán obtener recompensas de forma fácil.

Identidad digital

Cada usuario tendrá una identidad digital propia en la que solo ellos tendrán el poder absoluto de sus datos gracias a la tecnología blockchain. Además, esta identidad digital permitirá autentificarse y unificar el acceso a las distintas aplicaciones de la Web 3.0, por lo que será mucho más sencillo conocer qué está pasando con nuestros datos. 

Redes sociales descentralizadas

La web 3.0 cambiará completamente las redes sociales tal y como las conocemos. Estas serán más globales, accesibles, libres, personalizadas y descentralizadas.

Pagos con blockchain

En los últimos años, la Web 2.0 ha hecho frente a una serie de desafíos relacionados con la seguridad. No obstante, la web 3.0 traerá la solución a gran parte de estos problemas, sobre todo, con aquellos que tienen que ver con la seguridad en los pagos y las transacciones monetarias. De esta manera, es muy probable que las entidades financieras empleen la tecnología blockchain con el fin de que los usuarios puedan operar con total seguridad y transparencia

Navegación en web descentralizada

Los navegadores son la puerta de entrada a Internet y, por lo tanto, también deberán sufrir cambios. Incluirán nuevas tecnologías y formas de navegar por la web, del mismo modo que otorgarán un mayor control sobre la publicidad que se ve o los datos que las empresas pueden recopilar de los usuarios. De este modo, los navegadores web descentralizados se presentan como una alternativa más segura y rápida.

web 3.0

El blockchain: la clave de Web3

A pesar de que la Web 3.0 se encuentra todavía en una fase temprana, lo cierto es que acabará convirtiéndose en una realidad. Sin embargo, esta nos ofrecerá una red más segura, antimonopolio, proprivacidad, interoperable y con un uso más natural, de manera que se integrará mejor de acuerdo con nuestras necesidades —todo gracias a las ventajas que proporciona la tecnología blockchain. 

Y es que la tecnología blockchain tiene el potencial de cambiar de manera definitiva el modo en que gestionamos la información en el entorno digital, pero, para poder adoptarla de manera masiva, debe hacer frente a una serie de desafíos legales y de experiencia de usuario. Sin embargo, ante este contexto, es esencial contar con la capacidad financiera suficiente para emprender proyectos que ofrezcan soluciones innovadoras a estos retos. 

Ayudar a las personas y a las empresas a progresar es la principal misión de Banco Santander, que incluye garantizar el acceso a los productos y servicios bancarios a toda la sociedad. En este sentido, la inclusión financiera es fundamental para la reducción de la desigualdad y la creación de nuevas oportunidades.

En este sentido, la formación en emprendimiento resulta fundamental. De ahí la importancia de la existencia de iniciativas como Santander X, una plataforma que pretende impulsar el talento creando una red global en la que los emprendedores puedan dar visibilidad a sus proyectos, entrar en contacto con otros miembros del ecosistema Santander X y encontrar nuevas oportunidades, colaboradores y mentores que les ayuden en el desarrollo de su proyecto.

Además, Santander X entiende que la innovación no es sólo cosa de los emprendedores, sino también de las personas a las que sirven sus soluciones. De esta manera, al empoderar a las empresas para que crezcan, Santander está impactando directamente en las vidas y negocios de sus clientes y proporcionando nuevas oportunidades de comercialización y generación de ingresos.

 

Consulta el portal de Santander X, donde encontrarás un amplio abanico de iniciativas de formación enfocadas en impulsar y dar visibilidad al emprendimiento.  ¡Aprovecha esta oportunidad!