Emprender de un modo sostenible para salvar el mundo

09/12/2020 | Cristina Varona

Soy Cristina Varona, graduada en Ingeniería Agroalimentaria por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), Máster MBA por la Universidad Isabel I y cofundadora de Useful Wastes, una empresa nacida en 2016 de la mano del programa Explorer promovido por Banco Santander dirigida a desarrollar soluciones para aumentar la eficiencia hídrica y disminuir los vertidos. 

En el contexto actual de incertidumbre en el ámbito de la economía y de emergencia sanitaria, podría parecer que la protección del medio ambiente ha pasado a un segundo plano. Lo cierto es que la protección del medio ambiente sigue siendo un objetivo primordial y apostar por emprender de un modo sostenible es una gran medida para mejorar el futuro.

El medio ambiente, un objetivo muy actual

El cambio climático y la contaminación siguen siendo uno de los grandes problemas de la sociedad. Es más, actualmente, con millones de personas utilizando mascarillas y guantes para prevenir contagios, no hay que perder de vista un aspecto muy importante: ¿qué haremos con todos esos desechos que estamos generando día tras día? 

Según advertía en abril de 2020 World Wildlife Fundation (WWF), si solo el 1 % de las mascarillas se desecharan de forma incorrecta, esto supondría que hasta 10 millones de mascarillas al mes pasarían a contaminar el medio ambiente. Este y muchos otros casos, son una clara muestra de la importancia de impulsar hoy el emprendimiento sostenible y de tomar partido en la lucha contra el cambio climático para prevenir y evitar daños futuros.

Lo que consumes hoy, genera un residuo que puede tardar años en descomponerse. Por poner un ejemplo, los plásticos que utilizas para cualquier actividad en tu vida cotidiana aún seguirán ahí cuando tus nietos sean muy mayores. Veamos algunas cifras: un tetra-brick necesita 10 años para descomponerse; una bolsa de plástico requiere de 150 años para degradarse; una botella PET (es decir, de polietileno tereftalato) o una pila, pueden tardar hasta 1.000 años en desaparecer, según los datos de la Fundación Aquae

cristina-varona-1

 

Un cambio de mentalidad hacia la economía circular

Es por eso que, a mi parecer, se hace totalmente imprescindible generar un cambio a múltiples niveles

  1. Como sociedad, debemos ser más conscientes del impacto de nuestras vidas sobre el planeta.

  2. Como consumidores, debemos exigir a las empresas que cambien su manera de producir y sean más respetuosas con el medio ambiente. 

  3. A nivel industrial, es necesario modificar nuestra mentalidad, en el sentido de avanzar, adaptarnos y abrazar la economía circular como único modo productivo sostenible. 

El proceso de transformación del tejido empresarial está siendo más lento de lo deseado, pero solo tienes que echar un vistazo a las agendas gubernamentales, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para comprobar que este nuevo sistema productivo representa el futuro inminente

"Es necesario avanzar, adaptarnos y abrazar la economía circular como único modo productivo sostenible”.

Cristina Varona, cofundadora de Useful Wastes

Así, aunque hoy en día, solo el 8,6% de la economía mundial es circular, el informe The Circularity GAP 2020, difundido por Platform for Accelerating the Circular Economy (PACE) en el Foro Económico Mundial, muestra que, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), este cambio de paradigma generará más de 24 millones de oportunidades de trabajo en todo el mundo en la próxima década. ¿Por qué no ser de los primeros en emprender de un modo sostenible? 

 

Useful Wastes: emprender de un modo sostenible

Todas estas premisas son las que me llevaron en 2016 a presentarme, junto a mi compañero Ricardo Martínez, a una iniciativa que hasta entonces desconocíamos por completo: el programa Explorer. Se trata de un programa de emprendimiento impulsado por la plataforma global de emprendimiento universitario Santander X, dirigido a jóvenes españoles de entre 18 y 31 años que quieran poner en marcha proyectos enfocados en aportar soluciones orientadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como es el caso de nuestra empresa, Useful Wastes, S. L. 

Nuestra intención era y sigue siendo amortiguar el impacto ambiental que se genera en la producción de agua dulce mediante la desalinización. ¿Cómo lo hacemos? Recogemos el residuo generado y lo transformamos para darle una segunda vida útil. A través de nuestro sistema de reutilización y transformación de rechazo de ósmosis inversa, en Useful Wastes aportamos una solución a esos vertidos y logramos hasta un 18% más de permeado y un producto que las propias industrias pueden utilizar, generando totalmente una economía circular.

Si bien es cierto que nuestro proyecto se ha desarrollado en muchos aspectos desde que estuvimos en el programa, no cabe duda de que las 12 semanas de formación práctica que recibimos gracias a Explorer nos abrieron muchas puertas: conseguimos obtener financiación por medio de empresas de capital riesgo, generar impacto mediático y, como consecuencia, obtener interés por parte de los clientes.

Explorer nos sirvió como primer acercamiento al mundo de la empresa: a los planes empresariales, al marketing, a la importancia del trabajo en equipo y de las relaciones interprofesionales, al compromiso constante que supone generar valor a los proyectos, pero también a la pasión por hacer crecer una idea hasta convertirla en algo tangible, que no es tarea fácil. Alguien me dijo una vez: “nadie va a hacer nada por el medio ambiente, si no es económicamente rentable”. Por suerte, hay mucha gente investigando y generando proyectos que son económicamente rentables y, además, permiten emprender de un modo sostenible. 

Emprender ha sido una suerte para mí. Me ha hecho crecer y tener claro que no podemos quedarnos quietos en cuestiones medioambientales, porque, aunque al principio parezca imposible, sí se puede cambiar nuestro modo de vivir y producir. Yo lo llamo “emprender de un modo sostenible para salvar el mundo o, al menos, intentarlo”. 

Y no soy la única. De hecho, a lo largo de estos años, he tenido la suerte de conocer a personas con otras ideas increíbles que, como nosotros con la nuestra, pretenden generar un impacto positivo y ser más respetuosas con el planeta. 

En el cuidado del medio ambiente, hay muchos factores que tener en cuenta, y muchos problemas que mitigar. El hecho de que cada vez son más las personas que deciden buscar soluciones y emprender de forma sostenible es ciertamente esperanzador. Por ello, si tienes un proyecto en mente, te animo a dar el paso y a contar con ayuda para conseguirlo. Con el programa Explorer, contarás con las herramientas necesarias y lograrás impulsar tu idea y transformarla en algo tangible en 12 semanas.

Si tienes entre 18 y 31 años y te gustaría poner en marcha un proyecto como Useful Wastes que apueste por la sostenibilidad, te invito a inscribirte a Explorer powered by Santander X . ¡Haz despegar tu idea! 

 

cristina-varona

"Es necesario avanzar, adaptarnos y abrazar la economía circular como único modo productivo sostenible”