Tecnología social para democratizar las donaciones

17/12/2020 | Santander X

Soy Anna Moragas, responsable de Comunicación de Worldcoo, una compañía donde desarrollamos e implementamos diferentes canales de recaudación para ayudar a las ONG a encontrar los fondos económicos necesarios para impulsar sus proyectos de acción social. 

En nuestra empresa creemos que la tecnología es un excelente vehículo para frenar la pobreza y reducir las desigualdades. Este enfoque de tecnología social fue lo que nos abrió las puertas para acceder al programa Explorer, de Banco Santander, dirigido a jóvenes de entre 18 y 31 años con proyectos de emprendimiento que, como el nuestro, puedan generar un impacto social y estén relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 (ODS).

anna-moragas-1

 

La tecnología al servicio de la sociedad

Cuando hablamos de avances tecnológicos solemos pensar en innovaciones dirigidas a revolucionar la forma en la que consumimos, nos relacionamos o nos informamos: un móvil plegable, una nevera que hace su propia lista de la compra, una nueva app para comunicarnos, un videojuego con una mayor inmersión del jugador, etc. Como consecuencia, la mayoría de los proyectos de emprendimiento van dirigidos a estos campos. 

Pero, ¿y si utilizas el poder de las nuevas tecnologías para convertir el mundo en un lugar más justo, igualitario, sostenible y próspero? Este es el objetivo de la tecnología social, una corriente en la que las herramientas digitales se dirigen a solucionar los problemas sociales y medioambientales que lamentablemente nos afectan. 

Por ejemplo, ¿sabías que en 2020 se espera que más de 71 millones de personas caigan en la pobreza extrema? Así lo pone de manifiesto el informe The Sustainable Development Goals Report (2020) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Además, en el mismo informe, se advierte de que no se está avanzando lo suficiente para conseguir alcanzar los ODS 2030, que incluyen objetivos que requieren atención urgente como poner fin a la pobreza y proporcionar acceso seguro al agua potable o combatir el cambio climático.

Sin embargo, la solución está al alcance de nuestra mano. El 70% de estas metas podría lograrse a través de aplicaciones tecnológicas, de acuerdo con el trabajo Unlocking Technology for the Global Goals (2020), publicado por el World Economic Forum. 

Tú, como emprendedor, puedes aportar tu granito de arena en la mejora de la sociedad a través de la tecnología. Según el informe de Vision2030 Harnessing Technology for the Global Goals (2020), “todas las empresas que aprovechan las nuevas tecnologías tienen el deber de poner estas tecnologías al servicio de la sociedad de manera asertiva, con compromiso e intención, para abordar nuestros problemas más difíciles y gestionar adecuadamente los riesgos asociados”.

Estamos ante un nicho de mercado con gran potencial, un excelente caldo de cultivo para que cualquier emprendedor desarrolle sus ideas y deje su huella en el mundo sin renunciar a la rentabilidad de su negocio. De hecho, las soluciones digitales para alcanzar los ODS generarían 2,1 billones de dólares anuales, según los datos de Vision2030. 

anna-moragas-2

 

Worldcoo y la democratización de las donaciones

Worldcoo es un ejemplo de esta tecnología social y económicamente sostenible. La idea surgió en 2010, cuando nuestro equipo fundador creó una ONG para llevar a cabo proyectos de cooperación relacionados con la ingeniería y se dio cuenta de que había muchos esfuerzos depositados en desarrollar acciones para mejorar el mundo, pero pocos se centraban en financiar esas iniciativas. 

¿Y si consiguiéramos que cada vez que alguien compra un viaje, ropa o comida pudiera hacer una pequeña donación a un proyecto social? Esta pregunta es el punto de partida con el que Worldcoo empieza su andadura hacia el desarrollo de un nuevo canal de financiación para estos proyectos sociales a través de una tecnología que une el crowdfunding y el sector ecommerce. 

Ya teníamos el problema y la solución, pero ¿cómo llevarla a cabo? Decidimos buscar ayuda y nos apuntamos a Explorer. Gracias a la formación que recibimos durante las 12 semanas de duración del programa, pudimos aprender a desarrollar habilidades realmente útiles para emprender, profundizar en nuestra propuesta inicial y perfeccionarla hasta convertirla en un proyecto sostenible y rentable. Además, en el programa de Banco Santander, conocimos a una red de colaboradores que nos han ayudado durante el camino para llegar a donde estamos ahora y también nos dio la oportunidad de ganar visibilidad en el mundo emprendedor.

En la actualidad, en Worldcoo contamos con diferentes canales de recaudación para ayudar a las ONG y, junto al ecommerce, también estamos presentes en los sectores de banca y retail. El funcionamiento es el siguiente: las empresas eligen entre un amplio portafolio de proyectos sociales —previamente auditados por nosotros—, de modo que sus clientes pueden realizar durante sus compras online, donaciones solidarias, transferencias bancarias o pagos físicos a través de TPV; lo que nosotros llamamos redondeo solidario.

"Nuestro objetivo es democratizar las donaciones, que todo el mundo tenga la oportunidad de hacer una pequeña aportación social de forma rápida, transparente y efectiva”.

Anna Moragas, responsable de Comunicación de Worldcoo

De este modo, en Worldcoo conseguimos un triple impacto

  • Las empresas pueden aplicar su política de responsabilidad social corporativa (RSC) sin ningún coste y acceder a sus informes y certificados de donaciones. 

  • Los ciudadanos satisfacen de una forma ágil sus deseos de contribuir a la mejora social a través de microdonaciones, pudiendo consultar en todo momento a dónde se ha destinado cada céntimo entregado. 

  • Las más de 300 ONG con las que colaboramos (entre ellas, Save the Children, ACNUR, Fundación EM, Cruz Roja, Cáritas o Aldeas Infantiles) perciben el total de estas contribuciones, entregando un 12% de los fondos a Worldcoo en concepto de los servicios de fundraising prestados. 

En la actualidad, en Worldcoo hemos financiado más de 460 proyectos sociales, gracias a los más de 15 millones de euros recaudados a través de donaciones de casi 16 millones de personas de 35 países diferentes, lo que demuestra que el uso de la tecnología para mejorar el mundo, además de necesario, es también viable. 

Eso sí, hacen falta más emprendedores que, como nosotros, quieran convertirse en agentes del cambio. ¿Quieres ser uno de ellos? Recuerda que, si decides emprender con un proyecto que pueda generar un cambio social, no estás solo. El programa Explorer es el apoyo que necesitas para lanzar tu proyecto en cualquiera de los numerosos campos que ofrece la tecnología social.

Si tienes entre 18 y 31 años y quieres poner en marcha una idea de negocio en fase de pre-incubación y pre-aceleración que persiga los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), únete al programa Explorer powered by Santander X y, ¡haz despegar tu idea!